Llama al fontanero para que le arregle las tuberías

91 visitas
0
Compartir

Esta rubia está muy cachonda y su marido está de viaje y tardará mucho en volver. Lleva días muy cachonda y ya no le es suficiente con solo masturbarse, necesita sexo de verdad. Se le ocurre llamar al fontanero, con la excusa de que tiene el grifo roto y así poder seducirle y follárselo en la intimidad de su casa sin que nadie se entere.

Cuando el tío llega, la rubia no para de tocarle el brazo y sonreírle y él ya nota algo extraño. De repente, se pone de rodillas delante de él, le saca la polla del pantalón y empieza a comérsela toda. Se la mete entera en la boca y chupa con ganas, empapándola entera para que luego la folle bien. Al fontanero no le da tiempo ni a reaccionar, pero se pone tan cachondo que ya le da todo igual. La tumba en el sofá y lame su coño hasta que se humedece y luego le mete toda la polla hasta el fondo. Empieza a follarla duro, metiéndosela toda de golpe en ese coñito tan pequeño y húmedo, haciendo que la rubia grite de placer y suplique que no pare de follarla. El fontanero la pone a cuatro patas y le destroza el culito a esa zorra.

⇓ Descargar Vídeo HD